Los problemas de piel en los niños irritan, obstruyen o inflaman, pueden causar síntomas como enrojecimiento, inflamación, ardor y picazón. Las alergias, los irritantes, la constitución genética y algunas enfermedades y problemas del sistema inmunológico pueden causar dermatitis, ronchas y otras afecciones en la piel.

La piel de los niños son especialmente vulnerables a los agentes externos.

 

¿Que influye en problemas dermatológicos de los niños?

Muchas de las causas de los problemas de piel que aparecen son totalmente independientes del ámbito en el que se encuentren. Aquellos de origen alérgico, están directamente relacionados con el entorno.

 

Problemas de la piel provocados por microorganismos

Están relacionados con contagios directos o bien mediante contagios indirectos, es decir mediante un vector contaminado.

Aquí la humedad juega un papel muy importante, hay que evitar al máximo que la ropa quede mojada al volver de una piscina, de hacer deporte o después de ser lavada. Es importante que la ropa se lave inmediatamente, con agua caliente y secada al sol o en secadora, así se evitará que muchos microorganismos se desarrollen y favorezcan contagios en piel muy delicada como la de los niños.

 

Problemas de la piel provocados por sustancias químicas

En este caso el estado de nuestra casa tiene más influencia ya que allí encontramos afecciones alérgicas. Se debe vigilar que productos se usan para lavar la ropa, la calidad del agua de ducha y de lavado. También estar muy atentos a geles, jabones y champús.

Otro punto fundamental es la correcta ventilación de la casa y la buena limpieza, la carencia de ambos puede producir la acumulación de suciedades que también pueden dar origen a problemas en la piel.

Estos consejos son muy buenos para prevenir posibles afecciones, pero si aparecen hay que consultar urgente a un experto en dermatología pediátrica para valorar y tratar la afección.

 

dermatitis

 

 

Existen 4 casos más comunes en dermatología pediátrica que son los siguientes:

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una reacción alérgica que se caracteriza por síntomas como:

  • Piel seca

  • Enrojecimiento

  • Grietas

  • Picor

La dermatitis atópica se da más en bebés, entre los 2 y 6 meses de edad, aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida.
A medida que el niño va creciendo las lesiones van cambiando de forma y aparecen en distintos sitios. Lo más común es que aparezcan en el cuero cabelludo, cara, tronco, codos y rodillas cuando son bebés mientras que en la a niñez y primeros años de la adolescencia, las lesiones aparecen en los pies, áreas flexoras (pliegue anterior del codo, pliegue posterior de la rodilla) y en el cuello.

 

 Moluscum Contagiosos

Es una infección vírica muy frecuente en niños menores de 5 años. También se conoce como “verruga de agua” es producida por un virus miembro de la familia de los Poxvirus.
Las verrugas por moluscum, pueden desaparecer por sí solas en un período de meses a años aunque las lesiones suelen multiplicarse y causar bastante malestar. Se suele contagiar por el contacto directo piel con piel o a través de objetos contaminados, tales como toallas, ropas o juguetes.

 

 Verrugas víricas

Las verrugas víricas se suele presentar más en las plantas de los pies y las palmas de las manos, aunque puede aparecer en cualquier superficie cutánea o mucosa. Esta infección por el virus HPV siendo más prevalente en niños con dermatitis atópica.

 Impétigo

El impétigo se manifiesta como unas costras amarillas o doradas que suelen aparecer en la cara, parte superior del tronco y los brazos. En el caso de los niños también puede aparecer en la zona de la nariz.
Esta infección cutánea es causada por la bacteria estafilococo aureus es muy contagiosa y prolifera más cuando aumentan las temperaturas, y los niños empiezan a acudir a la playa o piscinas.

 

Esperamos te haya servido de mucha ayuda estos consejos, ten muy en cuenta que ante cualquier
síntoma sospechoso que observes en la piel de tu peque acude inmediatamente a tu dermatólogo.

Si tu peque tiene piel sensible y delicada límpiala, hidrátala
y protégela con Almipro especialista en piel delicada.