Piel delicadaSalud de la piel

Piel Senil

28 Visitas

Durante el paso del tiempo nuestro cuerpo va presentando cambios propios de la maduración y envejecimiento. Esto incluye nuestra piel, donde los cambios son más notorios e identificables. Existen muchos factores que están involucrados en este proceso.

Para entenderlo, es importante recordar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y nos protege de las condiciones del medio ambiente y de agentes externos que podrían causar daño. Volviéndose un escudo protector contra todo esto pero que más adelante el tiempo cobrará esa protección.

Los factores que influyen en el envejecimiento de la piel son los factores biológicos (no modificables) y los factores externos o ambientales (modificables).

Dentro de los factores biológicos encontramos la genética, es decir, nacemos con unos genes que pueden prenderse o apagarse en nuestro genoma que nos predispone a tener un envejecimiento más acelerado o lento. También influye el tipo y color de la piel y las características propias de cada persona. Los cambios hormonales también juegan un papel importante en el envejecimiento de la piel de la mujer después de la menopausia.

Los factores externos o ambientales son factores que podemos modificar y que podría ayudar de cierta forma modificar la velocidad del envejecimiento cutáneo. Los principales factores son:

  • Exposición al cigarrillo y consumo de alcohol
  • Exposición a la radiación solar
  • Exposición climas extremos
  • Contaminación ambiental
  • Dieta desequilibrada rica en radicales libres y bajas en antioxidantes
  • Malos hábitos de cuidado de la piel durante la vida

El envejecimiento es inevitable pero podemos tomar medidas, corregir ciertos hábitos, cuidar de nuestra piel para que durante este proceso nuestra piel esté sana a pesar de los años.

28 Visitas
piel senil

Otros artículos