Salud de la piel

Piel Sana

199 Visitas

Hola familia, soy la Dra. Laura del Mar Vásquez, Alergóloga y Pediatra.
Hoy hablaremos sobre:

La piel sana

La piel es el órgano más grande y extenso de nuestro cuerpo, lo cubre por completo. El color de ella varía de acuerdo con la cantidad de células de pigmento que tenemos que es determinado por nuestra genética. Al igual que la cantidad de bello varía de acuerdo con carga genética y hormonal de cada persona.

La piel además de protegernos tiene otras funciones importantes como: regular la temperatura corporal, almacenar agua y grasas, brindar la sensación del tacto, dolor y temperatura, actúar como una barrera impidiendo la entrada de agentes externos como bacterias, virus, irritantes y contaminantes, impedir la perdida de agua y electrolitos a través de ellas e interviene en la síntesis de vitamina D.

Para lograr estas funciones la piel consta de varias capas que poseen cada una de ellas estructuras especiales. La capa superficial se llama epidermis donde están las células epiteliales que forman una barrera y se recambian constantemente.

La siguiente capa es la dermis donde se encuentran estructura con funciones especiales:

  • Vasos sanguíneos que tienen el papel de oxigenar y nutrir la piel
  • Gandulas sudoríparas que forman el sudor para refrescar la piel y mantenerla hidratada
  • Glándulas sebáceas que producen las grasas naturales que protegen e hidratan la piel
  • Folículo piloso donde se forma el bello que nos protege
  • Estructuras sensoriales que nos ayuda a identificar: el tacto, calor, sudor, presión y vibración
  • Nervios que nos protege estimulándose al dolor.

Y por último, está la capa hipodermis que contiene una red de colágeno, y grasa que le da soporte a la piel y le ayuda a mantener el calor y haces las veces de almohadilla para soportar golpes.

Una piel sana tiene varias características clave, como:

  • Suavidad: Al tacto la piel se siente lisa y suave, sin rugosidades, asperezas o irregularidades.
  • Flexibilidad y firmeza: La piel sana es elástica y retorna a su posición normal sin presentar fisuras, deformidad o arrugas.
  • Luminosidad: La piel sana se ve radiante y con brillo natural. Tiene un equilibrio en la formación de grasas naturales que le permite este brillo sin llegar a ser grasosa.
  • Hidratación: La piel se siente suave y turgente sin asperezas, descamación o sensación grasosa.
  • Tono y textura uniforme: El tono de la piel ya sea claro u oscuro debe ser uniforme sin parches más claros u oscuros.
  • Resistente a las infecciones y las enfermedades.

Para mantener una piel sana, es importante seguir una rutina diaria de cuidado de la piel. Que consta de baños cortos con agua tibia, el uso de limpiadores de piel tipo syndet, secado suave con golpecitos sin fricción y el uso de crema hidratante a diario. También es importante proteger la piel del sol mediante el uso de protector solar y evitar la exposición excesiva al sol. El sol puede dañar la piel y causar manchas, arrugas y otros problemas de piel.

Es importante mantener una dieta saludable y equilibrada para mantener la piel sana. Una dieta rica en frutas y verduras frescas, proteínas magras y grasas saludables puede ayudar a mantener la piel sana y radiante. Ademade de mantenerse hidratado bebiendo suficiente agua y otros líquidos saludables.

Otras medidas preventivas para mantener una piel sana incluyen evitar fumar y beber en exceso, ya que ambos hábitos pueden dañar la piel y causar problemas de salud. Evitar el estrés excesivo y tomar medidas para reducir el estrés, como hacer ejercicio regularmente, practicar técnicas de relajación como la meditación y dormir lo suficiente.

En resumen, mantener una piel sana requiere una combinación de cuidado diario de la piel, protección del sol, una dieta saludable y equilibrada, y medidas preventivas para evitar el daño de la piel. La piel es un reflejo de nuestra salud general, y cuidarla adecuadamente puede tener un impacto positivo en todo el cuerpo.

Si notas que tu piel no cumple alguna de estas características puede ser que algo esta pasando con ella y requiere atención. En este caso, debes consultar con tu medico o dermatólogo para que haga una valoración integral y completa de tu piel.

Productos recomendados

199 Visitas

Otros artículos