¡Con los días soleados, llegan también los helados! Hoy te explicamos
varias formas sencillas de prepararlos y te decimos cuándo pueden
comer helados los niños, según su edad.

Cada vez más mamás se preguntan, cómo ofrecerle a sus pequeños golosos alternativas saludables preparadas en casa, controlando la cantidad de dulce.

¿Cuándo pueden comer helados los niños?

Si tu pequeño tiene menos de un año, aún no debería comerse su primer helado. Ya que, aunque el helado es un alimento rico en proteínas, calcio y vitaminas, no se debe ofrecer al niño antes del año.

Es la composición de los helados la que marca la edad a partir de la cual se pueden introducir en la alimentación infantil. Los jugos o batidos de fruta con azúcar en pocas cantidades y el agua, podrán tomarlos desde el momento en el que la fruta ya forma parte de la dieta del niño.

Los helados de yogurt, solo cuando el pediatra da el visto bueno para la introducción de lacteos. Los helados de crema que se fabrican con la nata de la leche,  no es el alimento más adecuado para un bebé.

Los helados naturales de calidad garantizada pueden constituir una estupenda opción ya sea hecho de un sorbete de fruta o de yogurt.

 

 

Helado de chocolate

Es sencillo de hacer, mezcla yogur griego natural, un poco de esencia de vainilla, cacao en polvo, azúcar al gusto y mezcla. Llena los moldes con la mezcla, al congelador ¡y listo!

 

 

 

 

 

 

 

 

Helado Natural de Sandía

Corta en triágulos una sandía, clava los palitos de paleta y lleva al congelador, también lo puedes hacer con piña.
Es una opción muy natural, saludable y refrescante.

 

 

 

 

 

 

 

 

Helado de durazno

Nada más fresco y saludable que la fruta, ¿verdad? corta los duraznos en trozos o la fruta que desees, ponla en los moldes y llénalos con jugo de la misma fruta, añade azúcar al gusto y listo, congela y disfruta.