Si estás embarazada y quieres cuidarte para que todo salga perfectamente adopta hábitos saludables. Muchas personas que están a tu alrededor te dicen lo que tienes o lo que no tienes que hacer, algunas veces con razón, otras sin fundamento. El cuerpo de toda mujer experimenta en el embarazo una transformación casi total y además con una rapidez asombrosa.

Sobre este hecho natural no se tiene ningún control, pero si debes seguir hábitos saludables durante el embarazo, que te van a beneficiar en cuerpo y mente, para vivir un embarazo más saludable y prevenir riesgos innecesarios. No te preocupes si acabas de saber que estás embarazada, estás a tiempo de cambiar de hábitos y «ponerte en forma”, para mantener tu salud y la de tu futuro hijo.

Come sano durante el embarazo

Una buena alimentación es primordial especialmente durante el embarazo. Es importante el consumo de fruta y verdura bien lavadas (ricas en fibra, vitaminas), lácteos (aportan calcio), carnes y pescados (salmón). Puede que sientas hambre a todas horas, pero recuerda comer saludable, no consumas alimentos crudos o poco curados. Evita la comida chatarra, en general dulces y comida con exceso de grasas saturadas.

Utiliza prendas adecuadas a tu nueva figura

Después del primer trimestre es necesario adecuar la ropa a los cambios que tu cuerpo está sufriendo durante el embarazo. Para remediar la sensación de incomodidad y opresión utiliza prendas amplias y cómodas, lleva ropa interior de algodón y sujetadores que se ajusten al nuevo volumen de tus senos. No olvides arreglarte, lucir y sentirte bella.

Toma un suplemento de ácido fólico

Durante el embarazo y la lactancia es recomendable un suplemento de yodo y ácido fólico, nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del bebé. Los médicos suelen recomendar suplementos alimenticios que contienen estas sustancias, antes de tomar cualquier suplemento debes consultar con tu médico. 

Descansa

Descansar es indispensable, pero sabemos que durante el embarazo puede ser complicado hacerlo de forma adecuada, sobre todo cuando el vientre ya ha crecido es difícil encontrar la postura ideal para dormir. Para lograrlo descansa sobre el costado izquierdo, con una almohada entre las rodillas un poco flexionadas. En esta posición se libera la gran presión que ejerce el útero y le aporta un correcto aporte de oxígeno al bebé.

Procura mantener el peso adecuado

El aumento de peso ideal durante el embarazo en general es normal un incremento entre seis y doce kilos, las embarazadas con bajo peso deben aumentar más kilogramos para recuperar su estado nutricional, mientras que las que comienzan con exceso de peso han de limitar su aumento. Por ello es mejor mantener una dieta saludable rica en frutas y verduras, acompañada de ejercicio.

No fumes ni tomes alcohol

Si quieres tener un bebé sano es fundamental que dejes los malos hábitos. La nicotina aumenta las posibilidades de dar a luz prematuramente, que el bebé nazca con alguna malformación congénita, o con enfermedad respiratoria. Beber alcohol puede afectar al sistema nervioso, los riñones, el corazón y a otros órganos del bebé.

Mantén una buena hidratación

Mantenerse bien hidratada durante el embarazo bebiendo agua suficiente es fundamental para mantenerte sana, para prevenir problemas como la obesidad, las varices, el edema, mejora tu piel, evita el estreñimiento. Se recomienda beber al menos dos litros de agua diarios durante el embarazo, probablemente más si es verano y siempre que tengas sed.

Haz ejercicio

Un mito del embarazo es no poder hacer ejercicio, por temor a hacerle daño al bebé. Esto es falso, ya que muchos ejercicios en lugar de perjudicar pueden traerte grandes beneficios. Si ya tienes el hábito de ir al gimnasio no dejes de hacerlo, asesorarte con tu instructor para realizar una rutina especial para embarazadas.

Vive a plenitud tu sexualidad en pareja

Practicar sexo durante el embarazo, siempre que no exista riesgo, es beneficioso tanto para la madre como para el feto, por lo que se trata de otro hábito saludable a tener en cuenta por la embarazada.En la recta final de la gestación, mantener relaciones sexuales puede ser un buen ejercicio de preparación al parto.
Hay que olvidar los mitos falsos y saber que el sexo es posible durante cada trimestre y también existen algunas posturas más idóneas. Al final del embarazo las contracciones vaginales debidas al orgasmo ablandan el cuello uterino, facilitando el trabajo del parto y preparando al cuerpo para aliviar el dolor.

Estos son los hábitos saludables durante el embarazo que debes seguir para prevenir riesgos y que todo salga bien. Sigue las recomendaciones de tu médico, y vive esta etapa a plenitud, disfrútala dentro de poco tendrás a tu bebé en brazos. No olvides incluir Almipro para el cuidado y protección de la piel de tu bebé.